Clientes de esta humilde tienda

¿y aquí quién atiende?

Mi foto
Bogotá D.C., Colombia
Publicista (de los pocos orgullosos de serlo que quedan), especialista en marcas y Máster Jedi en mercadeo estratégico. Diatribero sin remedio, apologista de la razón, escritor, columnista y ecumeniquista. En Twitter me encuentran entre trinos perdidos calibre 36: @donnyrossoff

domingo, septiembre 16, 2012

Crisis en tiempos de imaginación

Los colombianos deberíamos ser personas muy inteligentes (entendiendo la inteligencia, en su forma más distorsionada, como la capacidad de asimilar y utilizar conceptos y experiencias para llegar a ser...) dados los interminables conflictos que hemos tenido que vivir.

En otras palabras, no hay nada que pase en este mundo de lo cual Colombia no haya tenido una experiencia y aunque sea, la más nimia reflexión. Eso, en teoría, nos tendría que situar en un grado de depuración humana superior al resto de sociedades. Lo malo es que la teoría aguanta todo y que nada es más distante de la práctica que lo que en papel se consigna y en los supuestos de la mente se atesora.

Antes de negarme a abordar el espinoso tema de los 'Diálogos de paz', quiero disculparme por no haber abierto mi tienda (esta tienda) y por no preocuparme por mis ávidos clientes. La verdad es que recientes acontecimientos (de esos que pasan aquí) me condenaron a una disertación interna que me hizo notar que los prejuicios alimentados por los conocimientos, experiencias, miedos, creencias y apegos; nos alejan de opiniones realmente inteligentes... Dicho de otra forma, me di cuenta que vivo en una sociedad de conocimientos pero sin inteligencia.

En consecuencia y dejando el tema de la paz a los que saben cuánto vale (!), hablemos de imaginación.




Albert Einstein dijo una vez: "en momentos de crisis es más importante la imaginación que la inteligencia". Claramente el físico nunca vivió en Colombia, donde además de necesaria, la imaginación es algo peligrosa. Sin embargo en esta tienda no hay restricciones de imaginar, así que imaginemos: 

Me imagino a Barack Obama negociando con Osama Bin Laden (de estar vivo). ¿Tendría sectores republicanos apoyando los diálogos?

Me imagino al 'Pibe' Valderrama sin su afro. ¿habría sido tan importante y memorable?

Me imagino a Jesús llegando en este tiempo. ¿Lo volveríamos a crucificar?

Me imagino que los canales más vistos en Colombia desde siempre son Discovery Channel y The History Channel. ¿Mermaría nuestro Alzheimer?

Me imagino un mundo sin gimnasios ni estereotipos de belleza, sin prejuicios y sin temores.

Me imagino que tendríamos índices insignificantes de natalidad si a los que vienen les advirtieran acerca del mundo que los espera.

Me imagino que somos la etapa previa de cualquier primate, solo un animal sin razón haría lo que a diario nos hacemos. ¿Habrá en otro tiempo una película que se llame: "el planeta de los humanos"?

Me imagino la miseria existencial que debe conllevar la corrupción y la violencia. 

Me imagino que ya debe haber curas para todos los males. ¿Estará en nuestra esencia tener un comportamiento conflictivo?

Me imagino lo rica y fructífera que sería nuestra vida si supiéramos el día exacto en el cual se acaba.

Me imagino lo diferente que sería Colombia de no haberla llamado "malicia indígena".

Me imagino que debo cambiarme yo mismo antes de tratar de cambiar a los que me rodean.

Me imagino que las cargas que uno arrastra son tan pesadas como las que visualiza. 

Me imagino el día que veamos esta tierra, cada centímetro, como un préstamo de nuestros hijos y no como una herencia de nuestros padres...

Me imagino tantas cosas, pero estoy casi seguro de que son pocas con respecto a las que usted imagina. Venga, comparta y esperemos que 'Don Albert' no se haya equivocado y sea esto lo que le haga falta a este constante estado de crisis. 


No hay comentarios.: