Clientes de esta humilde tienda

¿y aquí quién atiende?

Mi foto
Bogotá D.C., Colombia
Publicista (de los pocos orgullosos de serlo que quedan), especialista en marcas y Máster Jedi en mercadeo estratégico. Diatribero sin remedio, apologista de la razón, escritor, columnista y ecumeniquista. En Twitter me encuentran entre trinos perdidos calibre 36: @donnyrossoff

jueves, julio 09, 2015

La cruda realidad

"Murillo se acerca a la pelota, mira al portero argentino y golpea el balón con fuerza desmedida y sin dirección de arco. La esférica que partió con violencia del punto de los once metros se acomoda fría en la tribuna Norte y con ella, nuestras ilusiones de seguir en el torneo continental".

Ese día, a muchos colombianos se les acabó la vida... ¡Qué curiosa expresión!

De aquella selección de Brasil 2014 que nos hizo fantasear y que logró revivir el yerto espíritu futbolero de selecciones, no quedaba nada. Los gauchos volvieron a imponerse (así algunos obtusos le sigan llamando "suerte" a los penalties) ante la tricolor del Profe Pékerman y la mandaban achantada y eliminada pa' la casa, de la Copa América.

De nuevo todos los criollos fuimos obligados a doblar nuestras camisetas nuevas, viejas, estiradas y chiviadas, y a poner los pies en la tierra. Esa de la que nos olvidamos por un par de días, esa, ¡la de la "cruda" realidad!

Lo doloroso del asunto es que la expresión "cruda realidad", no es tan figurada ni tan retórica. 

El domingo 5 de junio, tras haber detonado un artefacto explosivo en el Oleoducto Trasandino, las farc (sí, aquel grupete terrorista que hoy por hoy impone condiciones en Colombia y en La Habana) derramó en tres quebradas -fuentes hídricas vitales- que abastecen al Río Mira, la medio bobadita de 410 mil galones de petróleo crudo. Este acto (de "paz") dejó sin agua a Tumaco, pues el atentado terrorista solo distó en 55 kilómetros del acueducto de esa menesterosa población. Así facilito y por cuenta del abandono de las políticas de seguridad, hoy estamos hablando del peor desastre ecológico de los últimos doscientos años, pues la mancha negra ya llegó al Océano Pacífico. ¡Eso es volver a la "cruda" realidad!

Vea el video del derrame 







¿Por qué James no fue el de los pases magistrales y los goles de repetición?, ¿por qué Cuadrado no fue el de los desbordes raudos por derecha y centros al área pletóricos de peligro?, ¿Por qué Falcao no fue 'El Tigre' del área rival? De haberlo sido, estaríamos regocijándonos por haber conquistado el título en el país austral y no expuestos a la "cruda" realidad de los 34 atentados contra la infraestructura petrolera del país en lo que va corrido del año (sí de las farc, dizque 'el ejército del pueblo').

Si Armero jugara más en su equipo y bailara menos ras tas tas en la tele, probablemente Colombia hubiera tenido mayor poder ofensivo por izquierda. Si Teo no se la pasara cocinando empanadas con la abuelita en Barranquilla otro hubiera sido el cantar de 'Los Cafeteros', si nos hubieran valido el gol de Yepes en el Mundial... 

Lo cierto es que no hay evento deportivo, social o televisivo que tape semejante catástrofe, pero también es cierto que hasta que en las zonas urbanas no tengamos agua para beber, como en la Guajira o en el Putumayo, no vamos a ser conscientes de lo vital e imperante que es cuidarla y castigar severamente a los que la contaminan/desperdician. Hasta que no tengamos qué comer como en algunas zonas de Chocó o Buenaventura, vamos a seguir dando por sentados los alimentos que diariamente atiborran nuestros platos de divertidos grabados de plantas y figuras geométricas. Hasta que no tengamos con qué comprar leche porque en algunas zonas del país, como Nariño, son tan costosos los insumos que sale más rentable botarla que despacharla, ahí sí nos daremos cuenta de lo necesaria que es y tal vez no le pongamos problema a un vasito del líquido, así no sea descremada, deslactosada o reducida en 2% de grasa. 

En fin, aquí los "jodidos" son los pobres que viven en esos sitios que no se parecen a tu ciudad y que quedan muuuuuuuuuuy lejos como para ir de vacaciones. A ti estos actos no te parecen "tan horribles" como ver a un perrito desamparado. La naturaleza no organiza marchas, y a pesar de que tiene plantas no hace "plantones" en la Plaza de Bolívar o al frente de algún ministerio. Los mares no escriben conmovedores discursos de balcón sobre la paz, el perdón y la reconciliación. Los árboles no tuitean y los ríos no crean "hashtags". Los humedales y los páramos no ganan premios Nobel de paz. La naturaleza lo único que hace es alimentarte, calentarte, calmar tu sed y mantenerte con vida, nada más...

Y esa, es la "cruda realidad".

Nota: si quieren reírse (o llorar), escuchen esta "tierna" cátedra acuífera que hace el líder de uno de los grupos terroristas que más ha atentado contra el ambiente (eln). ¡No se ve para nada libretiado!

Como dice el título de una película: 'Esa es mi gente linda'.
Gabino y sus chistes 








No hay comentarios.: