Clientes de esta humilde tienda

¿y aquí quién atiende?

Mi foto
Bogotá D.C., Colombia
Publicista (de los pocos orgullosos de serlo que quedan), especialista en marcas y Máster Jedi en mercadeo estratégico. Diatribero sin remedio, apologista de la razón, escritor, columnista y ecumeniquista. En Twitter me encuentran entre trinos perdidos calibre 36: @donnyrossoff

viernes, agosto 26, 2016

Catarsis

"...Me cago en mi viejo por hacerme hincha de River..." bufaba el simpático Tano Pasman mientras veía al equipo de sus amores, River Plate, irse al infierno de la segunda categoría del fútbol argentino. El video que lo documentaba, fue hecho por su hija y en pocas horas fue un fenómeno viral.

Vea el video:


Hoy escribo estas letras, que cada vez son más exiguas, con una putería y una frustración que me resultan indescriptibles. Mañana me tengo que levantar temprano y tengo un día súper agitado, pero irme a dormir con este desasosiego solo sería un fútil intento de descansar.

Hoy ahogo mis gritos en el teclado para decir, como el Tano: ¡me cago en quien sea que me haya enseñado, inculcado, formado para analizar, para leer y entender! Me cago en quien me dijo que para ser crítico con la información que convierto en conocimiento, debo primero documentarme. Me recago en quien me hizo advertir que para opinar debo comprender. Me recontracago en la/s persona/s que contribuyeron de una u otra forma para que para mí fuera prácticamente insuperable quedarme con una duda. La madre que los reputaparió.

"¡Qué grosero!". Sí, y la verdad, hoy, me importa un verdadero culo si sueno muy arrogante, si mis palabras soeces importunan. Me vale huevo, que usted, que está leyendo, se forma (o deforma) su opinión sobre mí. Hoy por hoy odio ser como soy y vivir en un país como en el que vivo.

Hoy aborrezco no poder comprender por qué alguien, sin un interés particular, cree en ese adefesio que los medios y el gobierno llaman "paz". No puedo comprenderlo y el sentimiento me agobia. Es inconcebible para mí, que en este país haya personas tan ignorantes, tan ingenuas o tan obtusas que se niegan con paroxismo a ver la realidad de los hechos, la verdad inexorable de lo escrito, la evidencia taxativa de la historia y el cinismo sádico de los que engendraron esta dizque paz.

Desde hace 4 años, todo lo que han dicho lo he escuchado sin sesgos, todo en lo que se han contradicho lo he reportado con neurálgica atención, todo lo que han escrito y descansa sobre un papel (ese maldito papel que aguanta todo), lo he leído, releído y esgrimido con devota paciencia, con objetividad. Hoy, que algunos (espero no tantos) celebran a rabiar la firma del acuerdo y persiguen con salvajismo a quienes difieren del proceso, no soy capaz de hallar consuelo.

En el acuerdo (hasta donde he leído) dicen, en un sentido que no da espacio a segundas interpretaciones, que a todos los miembros del grupo terrorista de las farc, les van a dar, en un periodo de dos años, una suma cercana a los 28 millones de pesos. 28 millones de pesos a un sujeto que ha pasado su vida adulta delinquiendo, asesinando, violando, extorsionando y no sé qué otras atrocidades, solo porque decidió (o lo obligaron) pertenecer a un grupo genocida. ¿En dónde me perdí? será que los entusiastas de semejante cosa, olvidan que aquí la mayoría del país (algo más del 52%) se rompe el culo a diario en un trabajo, que usualmente detesta, para sobrevivir con un salario mínimo ($689.454).

También dice que esos mismos matones, violadores de niñas y masacradores van a recibir amnistía total a todo su prontuario criminal, y no contentos con semejante esperpento, se va a crear un grupo élite judicial, encargado de perseguir a las organizaciones o personas que increpen a los excombatientes del pueblo por haber cometido los delitos que en efecto cometieron. Dice también el papel que festejan, que 10 curules en el Senado y cinco en la Cámara de Representantes, aguardan por las posaderas de los magnicidas... Sin contar las otras 10 circunscripciones especiales en territorios donde la ideología de la "revolución" no tenga presencia. ¿A esa mierda llaman "paz"?

Sigo con pedazos del indignante texto, que leo (pudiendo hacer otras cosas) por ser como soy en un país como este. Resulta que hoy aplauden y cantan (cosa que no entiendo) porque por allá en la página ciento algo, se establece inequívocamente que el asesinato de soldados y policías es un delito conexo al delito político. Es decir, igualaron un delito atroz a una felonía excarcelable. ¿Eso es paz?, ¿Cómo?

No he llegado a lo de las extensas zonas en donde los van a ubicar -cual república independiente- para que hagan lo que se les dé la regalada gana, pero sé de antemano que tengo que alistar el Advil y el Omeprazol, porque la úlcera será apoteósica.

Ya no quiero escribir más, debería cerrar este texto con estilo, con una figura retórica que alegrara a quien lee... Pero hoy no me importa soltar el teclado cuando se me dé la gana. No me importa nada de este runcho de país y de paisanos en el que Dios o la coincidencia me soltaron. Si pudiera me largaría sin mirar atrás. Me iría sabiendo que la ignorancia duele menos y que en Colombia la rusticidad es un analgésico. Me cago en quienes me robaron mi ignorancia, debería andar pensando en bobadas, no debería importarme que estemos cavando nuestro propio sepulcro, no debería ser de mi interés el hecho de que no va a servir de nada decir luego: "se los dije", porque para ese entonces, los zafios del sí y los demás, estaremos bajo la misma cantidad de pestilente vergüenza.

Iré a masacrar (no a contar) ovejas para poder dormir, probablemente en el mundo onírico, el gobierno de las mismas ovejas que desollaré, me den curul, casa, carro, beca, subsidio y hasta sacrifiquen a unas cuantas para un asadito. 

No hay comentarios.: